LA CORTE SUPREMA SOLICITÓ UNA REUNIÓN CON LA NUERA DE LORENZETTI

Luego de los trascendidos sobre una posible ruptura entre el hijo del supremo y su pareja, los miembros de la Corte decidieron tomar cartas en el asunto.

Los rumores sobre la posibilidad de un conflicto en la pareja del uno de los vástagos del presidente del máximo tribunal movilizaron inmediatamente a todos los miembros de la corte. Por medio de una notificación formal remitida a la nuera de Lorenzetti, se le pidió una reunión urgente para interiorizarse sobre los supuestos problemas conyugales que se rumoreaban. Expertos constitucionalistas opinan que no es atribución de los supremos intervenir en los conflictos familiares de sus miembros. Mientras que otro grupo de expertos creen lo contrario y sostienen que la corte debe velar por la tranquilidad de cada uno de sus miembros y su entorno familiar. El tiempo dirá si el hijo del supremo comerá perdices.